Menú

Un cuento multimedia

 Cuentos1

 

 
 

Alguna vez, el motivo de escribir un cuento puede ser un concurso, otras veces simplemente el pasarlo bien, disfrutar con la creación, aprender a escribir, a leer, a componer. Los motivos se confunden con los aprendizajes, pero la finalidad es la misma siempre: la creación.

“Erase una vez…” las palabras mágicas, que vienen a ser como el girar la llave en el arranque para que el coche comience a funcionar. Enseguida comenzamos a pensar, a generar vocabulario, hechos que suceden y que vamos recogiendo.

Estos son los comienzos del cuento, de la creación literaria con alumnos de cuatro años.

Vamos diciendo frases, vamos poniendo orden en las mismas hasta que poco a poco vamos componiendo una historia. No más de dos páginas.

Después realizamos dibujos sobre el cuento para componer las escenas y también elegimos las representaciones que nos van dando pie a la historia, que se van pareciendo al escrito. Ilustramos.

Vamos viendo las frases de la historia acompañadas de sus correspondientes ilustraciones. Hasta componer escena por escena el cuento. Si lo hacemos por escrito esta sería la forma.

Cuando queremos construir una historia multimedia aunque los pasos iniciales son los mismos, varían algunos aspectos. La construcción es similar, inventamos frases relacionadas con la historia, pero grabamos las mismas para que después estén acompañando a las escenas.

Utilizamos el programa Audacity que nos sirve para editar el audio; es decir para grabar el texto hasta que nos queda bien, incluir algunos efectos, dar más lentitud o rapidez a la dicción, más gravedad o no, incluso ecualizar determinados aspectos ó párrafos. Podemos añadir pistas para montar en determinados lugares algún efecto especial como el ruido del agua, un llanto, una pelea. Y además estos efectos los hacen los niños. Hay que leer despacio, realizando bien las pausas y con una buena vocalización. Que se entienda bien cuando hayamos terminado. Hay veces que conviene grabar escena por escena, de modo que cada una de ellas se convierta en un archivo de Audio, de este modo tenemos mayor libertad para colocar nuestras frases leídas donde mejor nos interese (porque quizás nos resulte más agradable que haya escenas que estén expuestas más tiempo y otras menos). Con Audacity podemos pasar los archivos resultantes a Mp3 sin ningún problema. También es conveniente guardar el proyecto como archivo de Audacity por si nos interesa volver a él para modificarlo.

Cuando tenemos todo el audio preparado, debemos escanear las imágenes que han dibujado los niños para que se vean bien. Utilizaremos un buen editor de imágenes por si hay que darle más brillo, o más contraste, o hay que rellenar alguna, o hay que meter fondo, o nuevas capas, etc, etc. Para ello no viene mal photoshop; merece la pena aprender un poquito para utilizarlo.

En cada escena debe haber una imagen, el texto escrito, y el texto hablado.

Finalmente, cuando tenemos todo necesitamos un editor de vídeo que nos junte el dibujo con la voz. Cada escena es una imagen que podemos dar más o menor tiempo. Entre las imágenes podemos poner algún efecto de transición, podemos poner título al principio y fin cuando acabe todo. O los crédito (quien lo ha hecho, cuando, etc.). Podemos utilizar Windows movie maker , Windows DVD maker,  Sony vegas, Avid,  etc. El editor de vídeo también nos sirve para convertir el vídeo en bruto en un formato que se pueda ver en el reproductor con mayor o menor claridad (esto se llama renderizar).  Cuando acabamos el proyecto lo enviamos o lo publicamos. Esto que viene a continuación es un ejemplo.

 

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies. Puede consultar nuestra política en el botón "más información"
Más información Aceptar