Menú

La otra mirada

2 de abril: Día Mundial de la Concienciación del Autismo. 2 de mayo, 2 de junio, de julio,  de agosto, septiembre… 2019, 2020… ¿Qué sucede el resto de los días, de los meses, de los años?

Podemos parar a pensar que cada día hay algo que atender, algo sobre lo que reflexionar. Existen múltiples fechas y días para poner de relieve la realidad y necesidades de diferentes colectivos, que contribuyan a un  mayor conocimiento y visibilidad social.

Su objetivo es entender que somos una sociedad diversa, que todos y cada uno de nosotros somos diferentes como personas y que todos debemos ser iguales en derechos y oportunidades.

 

Somos diferentes empezando por  lo más evidente: el aspecto físico, pero también lo son nuestros gustos y preferencias, nuestra forma de pensar, de aprender, la manera de relacionarnos con los demás, diferentes en nuestras  propias historias personales y vitales, en nuestros contextos, en nuestra manera de entender lo que os rodea.

Y todo ello nos une a todos y cada uno de nosotros como personas únicas, irrepetibles, diferentes unas de otras y que ya solo entender esto nos da perspectivas a respetar, tolerar y entender más al otro con su propia realidad.

Desde este enfoque, toda la comunidad educativa en el contexto escolar y con nuestra intervención, tenemos la responsabilidad y compromiso de:

- Entender que todos somos diferentes, como personas libres de etiquetas que, en ocasiones, nos pueden encorsetar a la hora de mirar al otro y de actuar limitándome a un trastorno.

- Mirar en primer lugar a la persona y tratar de entenderla con todo lo que es, con su trastorno o no, con sus características y necesidades individuales, dentro de un grupo social.

- Ser conscientes y tener muy presente lo que recoge el sistema educativo dentro de un marco legal:

  • “Garantizar la calidad de la educación para todo el alumnado, independientemente de sus condiciones y circunstancias.”
  • “La equidad que garantice la igualdad de oportunidades para el pleno desarrollo de las personalidad y de las capacidades de cada alumnos a través de la educación.”
  • “La flexibilidad para adecuar la educación a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades del alumnado, así como a los cambios que experimentan el alumnado y la sociedad”.

Por todo ello no hay que hacer grandes cosas. El cambio está en nuestra mirada al otro como persona,   con nombre propio,  con todo lo que es en todas sus dimensiones, entendiéndola como ser único e irrepetible con derecho a desarrollarse y participar en su realidad, en mi realidad, en nuestra realidad social.

Por ello, el día 2 de abril no solo es el día de la concienciación sobre el autismo, es un día más para atender y mirar la diversidad que nos rodea y “registrar” en mi pensamiento social  que existen realidades diferentes a la mía .

Este y el resto de los días, todas las personas que me rodean tienen el mismo derecho que yo a  desarrollarse plenamente, y tener al alcance las oportunidades que le permitan participar activamente y formar parte de una una sociedad diversa abierta, flexible, inclusiva y  constructiva.

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies. Puede consultar nuestra política en el botón "más información"
Más información Aceptar